Relación de Vincent Van Gogh y Japón.

Todo empezó por la lectura del libro de Matilde Asensi llamado «Sakura». Soy gran fan de esta escritora y este libro me llamó especialmente la atención por su relación con Japón. Lo leí y me encantó, pero no voy a hablar en este artículo sobre este libro ya que el tema no es el libro en sí, sino la relación de Van Gogh y Japón y como su obra no hubiera sido la misma sin esta relación.

Sobre el libro «Sakura» estoy preparando otro artículo específico porque merece un artículo entero dedicado únicamente a esta obra y a su escritora Matilde Asensi.

El descubrimiento de la relación de Van Gogh y Japón

Posteriormente a la lectura del libro «Sakura» que me dejó fascinada mi mente quedó anclada en esa relación tan sumamente extraña e impactante de Van Gogh y Japón. Quizá lo estudié en su momento y no lo recordaba o simplemente nunca fui consciente de ello, pero era muy evidente en algunas de sus obras que copiaba el arte japonés. Un ejemplo claro es el que os muestro a continuación y otros muchos ejemplos expuestos en el museo del pintor en Ámsterdam, cuya obra muestra la profunda influencia del arte nipón durante su etapa en Arlés.

Los Lirios de Ogata Korin frente a los Lirios de Van Gogh
Los Lirios de Ogata Korin frente a los Lirios de Van Gogh

Y, casualidades de la vida, a los pocos días escuché un nuevo capítulo del programa Japofán, que escucho regularmente y del cual tengo escrito un artículo en esta web, y este tema fue comentado en el programa. Esta parte del programa, aportación de Jaume Estruch de podcast Proyecto Japan, que puedes escuchar en su podcast Capítulo 2×08 – Van Gogh y Japón nos habla de esa relación.

De hecho, existe hasta una película de 2019 sobre el tema, cuyo Tráiler oficial te dejo a continuación.

VAN GOGH Y JAPÓN. Tráiler oficial.

El Alma japonesa de Van Gogh. Publicado en periódico digital El País.

La cartas remitidas por Vincent van Gogh a su hermano Theo son un documento histórico porque reflejan sus sueños, necesidades, derrotas y vuelta a empezar. También algunos descubrimientos gozosos. El japonismo es uno de ellos, y el entusiasmo con que el pintor absorbe los temas, estética y técnicas niponas está claro: “El arte japonés es algo así como los primitivos, como los griegos, como nuestros antiguos holandeses, Rembrandt, Hals…”, escribe en julio de 1888.

La pasión es recíproca, porque el público japonés predomina en el museo del artista en Ámsterdam, que presenta ahora esa relación con ayuda de los museos Nacional y Metropolitano de Arte de Tokio, y el de Arte Moderno de Sapporo.

Van Gogh y Japón muestra 60 lienzos y dibujos del holandés y 150 de las 660 láminas orientales que coleccionó. Aunque el pintor nunca viajó allí, estudió a fondo el trazo y colorido de los grabados. Copió geishas, kimonos y abanicos hasta desarrollar lo que los expertos denominan “una mirada japonesa”. “

Su trabajo es tan sencillo como respirar, y pueden hacer una figura como si estuvieran abrochándose el chaleco”, le dice a Theo en otra misiva. Como puede verse en la muestra en Jardín de ciruelos en Kamata (1857), de Utagawa Hiroshige, uno de los maestros del ukiyo-e, las estampas realizadas con xilografía (impresión con plancha de madera).

El Alma japonesa de Van Gogh. El País.
'El jardín de los ciruelos en Kamata' (1857), grabado de Utagawa Hiroshige.
‘El jardín de los ciruelos en Kamata’ (1857), grabado de Utagawa Hiroshige. EL PAÍS

El Alma japonesa de Van Gogh. Publicado en periódico digital El País. Continuación…

A Van Gogh la naturaleza le parecía el único lugar habitable, pero no fue el único artista de su época seducido por Japón. En 1854, en el periodo Meiji, la sociedad nipona pasó del feudalismo a abrirse al mundo, y en Europa proliferaron las exposiciones de sus grabados. “Fueron una revelación para los artistas europeos. Él lo idealizó e hizo suyos los motivos representados en su segunda etapa, en Arlés”, dice Nienke Bakker, comisaria de la muestra.

Es en esta etapa en la localidad francesa de Arlés sobre la que planea una de las sombras más oscuras de la vida del artista. Allí estaba cuando se cortó la oreja después de un encontronazo con el pintor Paul Gauguin.

El autorretrato de 1889 que le muestra vendado se ha llevado a la exposición desde la Courtland Gallery, de Londres, no había salido de Reino Unido desde 1955. “A pesar de la herida, se retrata con una lámina japonesa detrás, señal de su esperanza en el arte”, explica la experta. Cuelga junto a otro préstamo señalado. De nuevo un Autorretrato, esta vez rapado como un monje budista.

El Alma japonesa de Van Gogh. El País.

Explicación sobre la autoría de la cita anterior y agradecimientos.

La información anteriormente citada no es mía, pero me ha parecido perfecta para mi artículo. Este maravilloso artículo titulado El Alma japonesa de Van Gogh. Publicado en periódico digital El País y redactado por ISABEL FERRER, aparte de ser espléndido explica con brevedad y gran precisión la relación existente entre Van Gogh y Japón y como su obra fue fuertemente influenciada por su amor por Japón.

Y como yo no habría sido capaz de explicártelo mejor que ISABEL FERRER, me he tomado la libertad de citar su artículo dentro del mío sin ánimo de inducir a ningún error sobre su autoría. Yo puedo ser experta en muchas cosas, bueno… quizá no en tantas. Pero, sin duda no soy experta en arte, eso quiero dejarlo muy claro. Pero fue tal el impacto que el descubrimiento de la relación de Van Gogh y Japón causó en mí que necesitaba compartir esta información contigo que me estás leyendo ahora mismo.

Obviamente esto sólo es la punta del iceberg y hay mucho más que dejo que investigues por ti mismo al igual que yo pienso hacer.

Y, para finalizar, sobre todo agradecer a Isabel Ferrer y a Matilde Asensi, cada una a su manera, por este fantástico descubrimiento. Siempre había admirado a Van Gogh y de hecho tengo varios libros sobre su obra y alguna que otra lámina en mi casa y ahora veo que la atracción que sentía por este autor quizá fuese inconscientemente motivada por nuestro común amor por Japón y por su arte y cultura.

Como siempre, si te ha gustado el contenido que te he ofrecido tan sólo te pido un favor a cambio. Compártelo, envíaselo a tus amigos si crees que les puede interesar. Y no te olvides visitar mi página de Facebook y darle a Me gusta. También puedes seguirme en mi perfil de Instagram y Twitter. Y ahora también en el Universo Japón Podcast.

Y por cierto, si no lo has hecho ya, visita la tienda de Universo Japón y suscríbete la Newsletter para estar al día de todas las actualizaciones del blog y novedades de Universo Japón.

Esta web está todavía en crecimiento y con tu ayuda y recomendaciones me ayudarás a crecer y ofrecer cada día más y mejor contenido ¡¡Muchas gracias!!

またね (matane)

2 comentarios en «Relación de Vincent Van Gogh y Japón.»

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Sara Sánchez López.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Siteground.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio web utiliza cookies. Algunas son necesarias para el funcionamiento del sitio web y se han habilitado por defecto. Otras son opcionales para mejorar la calidad del servicio.    Más información
Privacidad
BLOG
0TIENDA
Tu Carrito